Press ESC to close

Salvar vidas está en tus manos

Según la OMS, en todo el mundo, aproximadamente 30.000 mujeres y 400.000 recién nacidos mueren cada año por infecciones como la septicemia, frecuentemente causada por prácticas deficientes de lavado de manos.

No es un secreto que los antisépticos constituyen una herramienta esencial para controlar la diseminación de agentes infecciosos, evitar enfermedades y salvar vidas con el lavado de manos.

Sin embargo, existen gran cantidad de químicos desinfectantes que nos pueden ayudar a lograr estos objetivos y puede ser complicado elegir cual es el ideal.

Pero, si los antisépticos son un tipo de desinfectante, ¿Puedo utilizar cualquiera para aplicar sobre la piel?

Pues no es recomendable, ya que algunos agentes químicos son buenos como antisépticos, pero no son efectivos como desinfectantes, asimismo, existen desinfectantes que son tóxicos como antisépticos y resultan dañinos para la salud.

Los principios activos más utilizados para el lavado de manos en el área de salud son: Yodo-povidona, Gluconato de Clorhexidina y Alcohol.

El Yodo-povidona  lo recomiendan para el baño pre quirúrgico de pacientes y para la curación de heridas. Entre sus puntos negativos se encuentran los efectos adversos que causa a personas con problemas en las tiroides y su corta acción residual en las superficies de aplicación.

Por otro lado, tenemos el Gluconato de Clorhexidina, el antiséptico confiable y recomendado para el lavado de manos del personal de salud en unidades críticas por no ser tóxico y ser de amplio espectro, siendo un bactericida eficaz contra gérmenes Gram positivos y Gram negativos y efectivo contra algunos virus y hongos.

Una de sus grandes ventajas es su efecto germicida rápido y prolongado al causar la ruptura de las membranas de la célula microbiana y precipitando su contenido celular. Es bactericida y bacteriostático, teniendo una importante acción residual sobre la piel, entre 3 a 6 horas.

Finalmente, el Alcohol, al igual que la clorhexidina, es una alternativa para la antisepsia de la piel en los pacientes sensibles al yodo. Actúa desnaturalizando las proteínas y es recomendable utilizarse a una concentración del 70 % debido a que este porcentaje produce menos sequedad en la piel y menor dermatitis química.

No tiene efecto residual pero varios estudios demostraron que es capaz de reducir el 99.7% la concentración microbiana de la piel de las manos.

Con estos tres principios activos se pueden salvar vidas previniendo muchas enfermedades contagiosas al lavarse las manos con productos que los contengan.

En SMI estamos contigo y contamos con el jabón antiséptico para manos Hibiclen, que combina la acción del Gluconato de Clorhexidina al 2% con el alcohol, convirtiéndolo en una solución segura y recomendada para el lavado de manos tanto pre quirúrgico como de rutina dejando tus manos limpias y protegidas por 3 horas.  

@SMI Instagram
Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: No se ha encontrado ningún feed con el ID 1.

Por favor, ve a la página de ajustes de Instagram Feed para crear un feed.